7 CONVERSACIONES IMPRESCINDIBLES EN UNA PAREJA.

La comunicación es un tema esencial en la pareja. Comunicar no es tener la capacidad de leer la mente o adivinar el futuro. ¨Comunicar es la capacidad de empatizar así como de expresar de forma abierta y sincera tus sentimientos y sensaciones hacia la otra persona en diferentes momentos de la relación¨. (Frase recomendada para twitear)

La falta de comunicación positiva dentro de la pareja nos lleva a discusiones y malos entendidos que seguro se podrían haber evitado con unas cuantas conversaciones previas.

En un capítulo del libro ¨artes marciales para el amor¨ escribo sobre la importancia de planear y anticiparte a la elección de tu futura pareja. La mayor parte de nosotros nos dejamos embarcar en una relación por inercia, sin establecer algunas cosas básicas en la pareja y como si de un contrato invisible se tratase las dejamos en el aire y se dan por sentadas. Muchas veces son reglas no escritas que se deben respetar. El problema es que también son reglas no habladas y que muchas veces nos llevan a discusiones (graves) con nuestra pareja. Cuando la pareja se consolida lo normal es que dentro de la misma se llegue a la decisión de si comprar un coche, una casa etc. Cuando compramos una casa con su preciosa hipoteca adjunta entre los 2 miembros de la pareja, solemos ver (al igual que en el matrimonio) la parte romántica del asunto. Es decir, elegir el barrio, la distribución de las habitaciones, cerca de un parque o jardín etc. Pocas veces nos paramos a consultar las condiciones de materiales de construcción, contrato de compraventa y mucho menos a qué tipo de interés vamos a tener la hipoteca. Como mucho, nos fijamos en la cuota mensual que nos permitimos pagar de forma mensual y con esto basta.

Pues si esto es lo que hacemos con las cosas más tangibles de nuestra vida, casa, coche etc. ¿Qué crees que pasa si no estableces este tipo de cosas para algo más serio que un coche? Algo como por ejemplo nuestro matrimonio.

Cuando decidí casarme con mi actual esposa, también decidí que evitaría a toda costa caer en el abismal y terrorífico fracaso en el que caen el 85% de las parejas que se casan actualmente y como si de empresas o PYMES se tratasen aguantan poco más de unos años de convivencia. El divorcio suele aparecer después de los 5 años de vida de su último hijo. Así que ni corto ni perezoso le envié a mi futura esposa a su oficina un contrato con cláusulas y puntos bien definidos donde se explicaba que era permitido, que se esperaba y que queríamos de la futura unión en matrimonio. Por supuesto firmado. Diseñe el borrador de contrato, lo imprimí, lo metí en un sobre y por envió postal se lo hice llegar a su empresa. Actualmente seguimos basando este contrato para recordarnos la importancia de los puntos establecidos y en el que los 2 estuvimos de acuerdo.

Así que, no sé si necesitas crear un documento tan detallado sobre el amor, pero si te aconsejo que converses con tu pareja de forma abierta y sincera. No importa si no tienes claro si la relación va a ser de mucho futuro o poco recorrido.

Es importante saber si tu pareja vibra en la misma onda. Si tú y tu media naranja tenéis la misma dirección. Necesitas saber si los dos veis las situaciones de pareja desde el mismo ángulo. Para ello es importante aparte de los besitos y los tórridos momentos de pasión, hablar de algunas cosas un poquito más importantes. No importa que no tengas claro si es o no tu alma gemela.

Temas de conversación que son decisivos en una pareja

  • ¿Qué significa sentirse amados?

Debido a las diferencias de educación, cultura y demás influencias de cuando era pequeño y adolescente, mi visión del amor era muy diferente al que tenían siempre mis parejas. Recuerdo que tuve una novia (esta neurona maldita no recuerda el nombre) que no paraba de hacerme regalos. Y confieso que eran regalos de una considerable suma. (Ejemplo, alquilarme un deportivo durante una semana para mi disfrute) Por mi parte y debido a mi educación con mi abuela materna, nunca supe encajar bien el tema de recibir regalos. Sé que suena raro, pero yo soy una de esas personas que no soporta recibir regalos. (Tengo que analizar más profundamente donde está mi bloqueo en este asunto) Por lo que sus innumerables y costosos regalos no suponían para mí una demostración de amor por su parte. Aunque reconocía que seguro era un gran esfuerzo para ella, pues no era precisamente millonaria.

La mayor parte de las veces damos por entendido que es el amor, como darlo y como recibirlo. En ocasiones lo que nos ha funcionado con otra persona para demostrarle nuestro amor, no funciona con otra y viceversa. Así que, mejor háblalo y pregúntale a tu pareja como le gusta sentir el amor. Sé que quizá estás pensando, pero ¿a qué mujer no le gusta recibir un ramo de flores? Puede ser, pero no des por sentado que regalándole unas flores va a entender que le amas de forma incondicional. ¿Te suena difícil? No lo es. Es MUY fácil. Basta con preguntar y conversar. Hay que hacer un esfuerzo y comprender las necesidades del otro. Lo que ocurre es que es más cómodo ¨suponer¨ pero es muchísimo más peligroso.

  • ¿Qué es infidelidad?

He conocido parejas de todo tipo. En algunas de estas parejas con las que he tenido la oportunidad de conversar, la mujer se ponía celosa y hacia un escándalo con el simple hecho de que su novio/marido le hablase demasiado amable a la camarera. Otras parejas decidían y comprendían la necesidad del otro de sentirse atractivos permitiéndoles incluso coquetear con terceras personas. Y así hasta parejas que se comparten y se mezclan unas con otras de forma habitual.

De la situación del escándalo por la sonrisa a la camarera, hasta la capacidad de compartir tu pareja van muchas leguas de distancia en la comprensión y aceptación de lo que es infidelidad. Recuerdo que en el contrato de amor que le hice llegar a mi esposa a su oficina había un punto o clausula destinada a la infidelidad. En ese punto mi esposa añadió un párrafo donde decía claramente: ¨Sera considerado infidelidad si aceptas o acedes al hecho de bailar KIZOMBA con otra mujer¨ Bueno puede parecer absurdo bajar hasta tanto detalle, pero por lo menos a mí me quedo clarísimo que considera mi mujer ser infiel.

Así que la infidelidad se define dentro de cada pareja. ¡Así es! Cada pareja debe hablar sobre qué es infidelidad para cada uno y llegar a acuerdos para la tranquilidad de cada miembro. Además, yo soy de los que piensa que se debe hablar sobre el comportamiento en las redes sociales, los mensajes de texto, el Whatsapp. Es una gran tranquilidad para evitar mal entendidos.

Lee también: ¨Soy infiel y mi mujer lo sabe¨

  • ¿Sufrir mamitis aguda?

Una vez una amiga me conto como su ex novio (obviamente ex novio) hacia y se comportaba tal y como la mama le decía. La mami le llamaba y le decía que necesitaba alguna cosa, inmediatamente dejaba cualquier cosa que estuviese haciendo y salía disparado para atender las necesidades de su amada mama. Aunque supusiese arruinar una cena, un cine o un paseo por el parque. Pon atención a estas situaciones. Aborda la cuestión con sumo tacto, pero es evidente que si tu pareja hace y actúa en base a las decisiones de su mama, va a desencadenar una guerra de muy difícil victoria. Muy pronto te vas a ver relegada a un segundo plano. Después de los caprichos de mama.

  • ¿Religión política y futbol?

En el capítulo ¨El mapa del amor¨ del libro escribo sobre la importancia de prever las costumbres y educación de tu pareja. En ese capítulo te doy un muy poderoso ejercicio para poder hacer esto. Es muy fácil llegar a una confrontación cuando uno de los dos ha sido criado y educado con fuertes valores religiosos (no importa la religión)  y el otro no. En este caso, si te has dejado amar en un noviazgo con una persona de una religión diferente a la tuya y a las 5 de la tarde saca la alfombra para colocarla en dirección a la Meca, es necesario un buen trabajo en la tolerancia, porque es probable que desacuerden en varios temas. Por ejemplo en la celebración de las Navidades en casa de mama. Por otro lado, todo esto puede ser enriquecedor. Pues la capacidad de visión diferente te ayuda a  expandir nuestra mente y vivir una relación de pareja mucho más interesante.

  • ¿El dinero?

Para mi matrimonio fue una conversación importante desde muy pronto del inicio de la relación. Cada uno, decidió mantener sus cuentas y su independencia financiera. Cuentas separadas, cuentas comunes, ambos casos. Cualquiera de las situaciones anteriores es válida. Lo mismo ocurre con los bienes o el régimen de matrimonio, en gananciales o separación de bienes. Es muy importante conversar sobre los ahorros y los gastos. A veces la educación financiera de uno es diferente a la del otro. Si los dos estáis acostumbrados a ahorrar, quizá siempre podréis contar con dinero en el banco. Por el contrario si os gusta daros caprichos inmediatos, será más difícil que exista dinero ahorrado.

  • ¿Ex parejas?

Tanto si existen hijos o no con las ex parejas, es muy importante saber qué lugar van a ocupar y la forma de comportarse con ellas. Tengo un amigo que siente unos tremendos celos por parte de los ex novios de su pareja. Esto aunque parezca una tontería es un caso más común de lo que se piensa. Así que es muy importante saber que tratamiento se le da cuando uno de los miembros mantiene una relación de amistad con sus ex parejas. No hay más remedio que sincerarse y conversarlo y llegar a un acuerdo con qué tipo de relación con la ex o el ex estáis más cómodos, más aún si hay hijos de por medio con esa pareja anterior.

  • ¿Queremos niños?

Sé que puede resultar ridículo, pero es mis numerosas primeras citas que he conseguido tener, esta era una pregunta obligada. Sabía que quizá la respuesta en ese momento no iba a ser del todo sincera, pues ellas estarían pensando que si me responden que sí, yo saldría disparado y desaparecería. Pero no creo que sea conveniente dilatar esta conversación hasta un año o dos después del noviazgo. Porque va a ser un golpe muy duro enterarte de que tu pareja piensa y quiere lo opuesto a ti cuando de hijos se trata. En mis citas yo siempre decía que claro que me gustaría casarme y tener familia, pero que debía aparecer la persona adecuada para esto. Los hombres no nos asustamos porque una mujer nos responda que en un futuro deseen tener niños (si ese es su deseo) porque es algo normal. Lo anormal es que te pases 5 años con una pareja y que de repente unas navidades te enteres que el chico ni de broma quiere oír hablar de niños en su vida.

¿y TU? ¿Has sido capaz de hablar de todas estas cosas con tu pareja? ¿Añadirias alguna mas?

Foto: mi mujer y yo cuando no comunicamos.

Subscribete y tendras los mejores ¨Tips¨y articulos.

Deja un comentario