¿AMOR EN REDES SOCIALES?

¨Desde Facebook con amor¨, así debería titular este post.

You’ve Got Mail (Tienes un email) Han pasado 20 años desde el estreno de aquella película en la que Tom Hanks y Meg Ryan se enamoraban y esperaban de forma ansiosa un ¨e-mail¨ para poder coquetear gracias a la red. Esta película supuso un aviso de lo que estaba por llegar con la implantación en la población de las redes sociales y las paginas especializadas (en base a logaritmos) a buscarte pareja.

Nadie puede negar que desde hace varios años ya, Internet y las redes sociales han pasado a ser parte importante de nuestras vidas. Quizá por distracción u ocio o porque es parte inevitable del trabajo, actualmente todo lo hacemos en línea. Después de Internet, aparecieron las redes sociales, con la idea de acercar personas en torno a un mismo sitio web.

Estas redes sociales, Facebook, Twitter etc. han venido a quedarse. No son una mera moda, es una clara tendencia de comunicación entre las personas. Hay redes dedicadas al ocio, redes profesionales dedicadas a la búsqueda activa de empleo, redes para encontrar pareja esporádica, temporal o de larga duración.

Las redes sociales pueden ser muy positivas usadas con sentido común y  moderación, porque nos permiten estar al día con las últimas noticias, socializar con personas que compartan nuestros intereses, y acercarnos a aquellos que están lejos o que hace tiempo que no vemos.

Nadie puede negar la evidencia de las muchas relaciones que han surgido mediante este tipo de redes y páginas dedicadas a los encuentros y citas amorosas. Un estudio de la universidad de Chicago asegura que uno de cada tres parejas que se crean en EEUU es mediante este tipo de páginas. Además el mismo estudio dice que las relaciones surgidas mediante la red, son más felices y sufren menos rupturas.

Está claro que lo de abordar a alguien y ligar en el típico bar de copas tiene actualmente muy mala prensa. Queda mucho más elegante y discreto crear un buen perfil en una página y simplemente saludar a las personas que ya están dispuestas y receptivas a ser saludadas.

Ligar en el bar es como hace un siglo intentar mantener una relación basada en el envío de cartas de papel por el servicio postal.

 

Fíjate la diferencia;

En el bar se tiene la mala imagen de parecer la policía secreta de la Gestapo machacando a preguntas a tu futuro ligue. Le preguntas la edad, su profesión, su estado civil, sus aficiones etc. En las redes ya la ves en el perfil. En el bar hasta su nombre desconoces. Las redes sociales han simplificado el proceso y les ha hecho la vida más fácil a las personas introvertidas, que veían en la fase del ligue algo insuperable.

Esto no quiere decir que para ligar incluso con las aplicaciones tecnológicas más novedosas no existan diferencias en las estrategias entre hombres y mujeres y que no suponga un auténtico logro el poder conseguir una cita con la persona adecuada. Es de sobra sabido que las mujeres suelen crear perfiles falsos para guardar su identidad y mantener su intimidad además de ser más selectivas a la hora de escoger con quien quedar. Esto sigue manteniendo la idea de que las mujeres son más comprometidas en una relación y buscan de forma natural una relación de larga duración. Además en estas aplicaciones algo que si funciona es aportar un mayor número de fotografías o más información biográfica multiplica las probabilidades de éxito. Existe un estudio donde explican que tipo de estrategia aplican las mujeres como usuarias de la aplicación más conocida; Tinder.

 

 

Estudio que analiza qué funciona para ligar en Tinder

 

Muchas personas que me escriben me cuentan sus experiencias en este tipo de aplicaciones y redes sociales, se quejan de que solo encuentran desesperados, mucha basura etc. En mi opinión es más de lo mismo que puedes encontrar en un bar. El mismo ganado.

Encontrar la pareja ¨adecuada¨ no es tarea fácil. Ni en un bar, ni en el gimnasio, ni en redes sociales.

Antes de lanzarte a la búsqueda y captura de tu futura pareja en redes sociales, antes de salir de caza a la discoteca a ver que espécimen captamos, te aconsejo el capítulo ¨Tu mapa del amor¨ donde podrás descubrir que antes de salir de caza, decidas que tipo de pieza quieres. Un Reno, un Venado, un oso o un salmón. J

Gracias por compartir en tus redes este artículo en tus redes sociales. Gracias por hablar de las ¨artes marciales para el amor¨

David Santos.

Foto1: Mi mujer cuando ve un chico guapo en Meeting
Foto2: Mi mujer en su cuenta de POF

Deja un comentario