LA PAREJA PERFECTA

¿No te pasa que a veces te aparecen pretendientes a cada esquina, cuando ni siquiera los buscas?

 

La historia puede ser perfectamente la siguiente. Has estado buscando a la persona ideal o que por lo menos se acerque a tus pretensiones por meses o incluso años.

Y no aparece. Es más, solo conoces a personas raras una tras otra. Cuando ya has llegado a la convicción de que es una misión imposible, te paras por un momento y piensas, “qué más da, no hay ningún hombre bueno hoy en día. O mujer depende del caso. Y si existe, ya está casado, tiene una lista de ex relaciones a la espalda enorme o son Guys. A partir de ahora me preocupo mejor de mí propia persona y doy por abandonada la misión de encontrar a esa persona.

Es entonces, cuando has abandonado la obsesión por conocer a la persona ideal, que de repente y sin esperarlo, sales un día con tus amigas y no estás pensando en lo más absoluto ni tienes la más mínima intención de que te presenten a alguien que resulte interesante. Simplemente disfrutas de tu vida y de tu tiempo. Ya no piensas en que hace mucho tiempo que estas sin pareja.

Y así, sin buscar, sin pensar, aparece él, un chico que realmente te interesa, que presenta los requisitos de un “candidato potencial“. Lo extraño aquí es que esta persona justo aparece en este momento. Cuando tú ya no buscabas ni esperabas. Cuando ya no tenías esperanza.

Yo lo relaciono con lo similar e interesante que es pensar que, cuando buscas trabajo, entregas CVs, acudes a entrevistas y el trabajo más o menos adecuado aparece. Suele ocurrir que sucede lo mismo en todos los demás aspectos de la vida. *Pero el amor es como la física cuántica, cuanto más intentas entenderlo, más complejo parece. En el amor, las reglas de vida conocidas NO FUNCIONAN. En el amor las leyes de la física conocidas no se cumplen.

¿Y sabes por qué? ¿Por qué no se consigue mucho normalmente cuando se está buscando activamente una pareja?

Muchas personas no están felices consigo mismas. Solas se ven vacías e insatisfechas. Creen que mediante una relación se sentirán más completas y satisfechas en la vida. Están convencidas de que se realizarán por el hecho de tener pareja. Esta creencia tiene puede tener sus raíces en un modelo de educación basada en el cumplimiento de los deseos de la familia.

Por supuesto, la idea de sentirse más realizado cuando estas en pareja no es totalmente falsa, al fin y al cabo la vida se vuelve de color rosa cuando se está enamorado. Compartir la vida con otra persona es lo más bonito de este mundo.

Sin embargo, aquí muchas personas cometen un pequeño error, pero aunque sea pequeño, es un error fatal. Si estando SOLA no te sientes bien, tampoco te sentirás mejor en una relación a largo plazo. Conozco algunas mujeres que prefieren tener “cualquier” pareja, antes que estar solas. Y después se extrañan que sus relaciones no funcionen.

El punto determinante es: las personas que no se sienten bien estando sin pareja, y buscan de forma obsesiva a su otra mitad, atraen normalmente a las personas que tampoco se sienten bien.

Las mujeres suelen encontrar a hombres que acaban de terminar una relación, hombres que utilizan a las mujeres, posiblemente hombres casados y que solo buscan una aventura porque aseguran que son infelices en su matrimonio. Es decir, justo hombres que te traen más problemas y que te empeoran la existencia en lugar de mejorar tu vida.

Por el contrario los hombres desesperados encuentran mujeres fatales. Mujeres que gracias a su evolucionado cerebro aprovechan su condición en la evolución y someten al hombre o directamente lo envían a la ¨friendszone¨ *léase capítulo 3 ¨La neurona masculina¨

Por lo que, si dejas de buscar a la persona ideal, aumentarán las posibilidades de que te topes con la persona adecuada sin esperarlo.

¿Por qué? Porque una persona sana piensa que se está mucho mejor sola, cuando sola puede arreglárselas perfectamente. Tiene que aparecer alguien que aporte valor a su vida. Alguien que no sienta la desesperación por simplemente estar sola.

Si todavía no has encontrado a la persona adecuada, ¡Deja de buscarla y relájate! Intenta dedicarte principalmente a tu propio bienestar. Resuelve primero tus propios problemas, antes de precipitarte en una relación. Piensa que una relación solo puede ser armónica en cuanto haya armonía en tu vida.

Aparte de esto, las personas que no están a la búsqueda y captura, resultan mucho más interesantes a hombres y mujeres. Las mujeres que no tienen que necesariamente estar buscando desesperadamente una pareja, son mucho más atractivas. Simplemente porque estas mujeres irradian una tranquilidad interior que puede encantar totalmente a un hombre.

El punto clave de todo es que la oportunidad de encontrar a la persona adecuada es aún mayor cuanto mejor te sientes contigo mismo, cuanto más sincero seas  contigo. Y sobre todo cuando comprendas que; no existen parejas ideales. Existen personas más o menos adecuadas.

No hay nada más agotador  que comprometerse en una pareja con una persona incorrecta o inadecuada. Luchar durante meses y trabajar por esta relación, con la esperanza de que “algún día funcionará”.

Cuéntame como ha sido tu experiencia en la búsqueda de la persona adecuada en los comentarios y subscríbete.

David Santos

*Frase perfecta para Twittear.
Foto: Luisa casada y feliz después de encontrar a su pareja adecuada.

Deja un comentario